MASAJES CON PIEDRAS VOLCANICAS

En este tipo de masaje, el masajista emplea piedras calientes de basalto, que son colocadas en lugares estratégicos de la espalda del paciente para relajar los músculos y restablecer la energía. Además, el calor que proporcionan las piedras nos aporta una sensación muy placentera. Si lo que quieres es relajarte a la vez que mejoras tu circulación sanguínea y eliminas toxinas gracias al calor de las piedras, este masaje es para ti.

BENEFICIOS DE LOS MASAJES

Hay quien dice que los masajes curan, no solo a nivel físico, sino también mental. En el mundo frenético en el que nos ha tocado vivir, detenerse un momento a cuidar de uno mismo se ha vuelto prácticamente una utopía. Pero es necesario. Aquí te exponemos los beneficios más conocidos de los masajes:

  • Disminuyen los niveles de estrés
  • Se liberan tensiones
  • Mejora la circulación
  • Disminuye la presión arterial
  • Se reducen los dolores de cabeza
  • Disminuye el dolor de espalda

Como puedes ver, los masajes no tienen beneficios solo a nivel físico, sino también mental, pues ayudan a liberar endorfinas con la mejora de la circulación y combaten el estrés con la relajación muscular y en consecuencia del sistema nervioso central.

Hoy en día, los centros de spa y de bienestar cuentan con una amplia variedad de tipos de masajes. 

MASAJES RELAJANTES

Masaje sueco o relajante

Este tipo de masaje, disponible en todos los centros, es el masaje de relajación por excelencia. El masajista emplea realiza movimientos circulares, pausados y largos, aplicando una presión firme. Este masaje es perfecto para aquellos que buscan liberar tensiones y conseguir una relajación profunda.

Masaje de tejido profundo

Este masaje, a diferencia del masaje sueco, que se queda en las capas más superficiales del tejido muscular, emplea una intensidad más profunda, manipulando las capas más profundas de los músculos. Este masaje está destinado a aquellos que buscan reducir un dolor crónico o inflamación en los músculos y articulaciones. Lo más normal es que, una vez finalizado el masaje, el paciente sienta dolor en los siguientes días, pero irá desapareciendo.


Masaje japonés o Shiatsu

El Shiatsu es un masaje japonés que consiste en ejercer presión con los dedos en puntos específicos de nuestro cuerpo para aliviar dolores y conseguir que la energía vital fluya. Nos ayuda no solo a relajarnos, sino a sentir bienestar gracias a la liberación de endorfinas y a la reducción del dolor y del estrés. Este es uno de los masajes más populares hoy en día, y no nos extraña, pues está lleno de ventajas y ayuda a curar nuestro cuerpo y nuestra alma.

Masaje de pies o reflexología

La reflexología consiste en masajear los pies en puntos estratégicos para aliviar el dolor y la tensión en los pies. Además, este masaje influye directamente en el resto del cuerpo, aportando beneficios a todo nuestro organismo. Si aún no has probado un masaje de pies, ya estás tardando, no te arrepentirás y querrás repetir la experiencia.

Nosotros te hemos expuesto los principales tipos de masajes, pero también podrás encontrar otros masajes como la aromaterapia, masaje en pareja, masaje deportivo, masaje prenatal, chocoterapia… En definitiva, hay una amplísima variedad de masajes, por lo que para saber cuál es el que necesitas y estás buscando, acude a tu centro de spa y deja que te aconsejen.